Tag Archives: #piensoluegoexisto

Me Detuve y Pensé.

Hace cuatro meses nuestra dinámica familiar cambia sin previo aviso. En paralelo,  El sale de su trabajo “estable” y yo acepto una nueva rutina de 9 a 5pm que termina siendo por las distancias de 7am a 7pm. El pasa más tiempo en casa con los niños y yo llego a estirar un poquito lo que queda de sol, para hacer algunas cosas cotidianas y caer rendida a las 10. Los fines de semana se me esfuman entre las tareas de la casa acumulada y  las ganas de estar afuera,  me hace falta el aire, lo verde, el sol. No he podido controlar la ansiedad de los primeros días a pesar que ya llevo unos meses trabajando. Me pregunto lo mismo cada vez: vale la pena, cambiar tiempo por dinero? Y aunque no valga en este momento toca hacerlo. Manejar el tiempo es un reto cotidiano, sentir que un día tras otro se te va, No me siento yo, estoy brava conmigo misma, cuando debería estar agradecida, me sale lo peor de mí, siempre una excusa para no estar feliz, siempre mirando al vaso medio vacío. Y entonces paro, y comienzo a retomar mi posición adulta: la responsable, la trabajadora, la obediente.

ABRIL

Un nuevo giro. Comienzo a tranquilizar mis pensamientos y a disfrutar de mi nueva experiencia. Ya más cómoda, entendí que mi claustrofobia si se compara con otras realidades no podía mantenerse.  Un pequeño corto de un periodista de la BBC acompañando a la mamá de Leopoldo López a Ramo Verde, a gritarle a su hijo para que la oyera desde su celda, hizo un cambio automático en mi mente, Él le devuelve un grito: Fuerza y Fe! Y con profunda admiración, lo convierto en mi nuevo slogan. Como he de sentirme atrapada en una oficina con vista a una hermosa ciudad, yendo a casa, y saliendo a respirar aire fresco cada tarde?  Suspiro. Dos semana más tarde, por razones ajenas a mi, me quedo sin trabajo. Llego a casa cabizbaja, a mi antigua yo, a volver a mis ropas de mamá casual con montón de pequeñas diligencias que hacer.. Me obligo a escribir en el blog que se habia detenido en el tiempo. hasta ahora me doy cuenta que ya paso el primer trimestre del 2017. Recuerdo la frase: pienso, luego existo.  y escogo un árbol para sentarme cerca de él.  Me detuvé y pensé.

Árbol:

  1. Símbolo ancestral que representa a la vida en perpetua evolución.
  2. Es una manifestación muy especial de las fuerzas y del poder divino. Ha sido venerado en todas las culturas y en todos los tiempos, y desde siempre estuvo íntimamente relacionado con el destino de los hombres.

Recuerdas la última vez que te sentaste debajo de un árbol a pensar?

 

 

 

Please like & share: