La Segunda Hallaca

Tres días de retraso, solo dos y a 5 para el 24.

Mi turno para escribir es el viernes y estamos a lunes (3), segunda hallaca que me como en diciembre y a tan solo 5 días para Navidad. A La Celia le ha quedado excelente su decálogo, digno de seguir, poco que agregar. Me la imagino haciendo hallacas y reflexionando, cualidad que le admiro, yo no puedo pensar cosas importantes y hacer hallacas, creo que ni arepas, se me quemarían, La Celia puede llegar a la conclusión después de mucho filosofar, que Dios es Mujer a la par que termina una de sus famosas paellas. Así ocurrió un día que la visite en la cocina de su casa. Yo en cambio, invito a una amiga a un café, y si la conversa está muy interesante, se me olvida a lo que vino, o la hago esperar horas por el mismo mientras organizo mis pensamientos. Definitivamente el cableado de cada persona es único.

No he querido pensar en mis propósitos, no me siento con suficiente paz mental, los días se me pasan a borbotones, he tenido un año asaltada por mis hormonas, y pensar claro, en estos días no se me da. En retrospectiva he estado enfocada en buscar la felicidad que se me perdió, y como estrategia primera, me he dedicado a leer sobre ella, como quien quisiese obtener un PhD y luego no ejercer. He llegado una y otra vez a la misma conclusión: la del pájaro azul, Una película que llevo en mi mente a pedazos, no recuerdo muy bien de que se trata, no les puedo asegurar si el desenlace de la misma me lo invente o es el que es, tendría yo como 12 años cuando la vi. En búsqueda del pájaro azul uno de los personajes realiza unas largas y peligrosas travesías,  luego de mucho tiempo y de regreso a casa, se da cuenta que el pájaro que buscaba, siempre se posaba en la rama de un árbol cerca de la ventana de su cocina, el problema era que él no lo reconocía, o nunca le habia parecido suficientement azul, a pesar de haberlo visto muchas veces. Mi meta para el 2017: Apreciar lo que tengo CERCA, mi máxima única a seguir: En vez de pedir, DAR, para que este nuevo orden de energía comience a cocinar lentamente mi felicidad.

 

 

 

 

Please like & share:

Leave a Reply