Sexo y EXcesOs

La primera palabra del título no tengo que explicarla, pues me quedo claro durante el café que todas tenemos idea de que va el Sexo, y si cabía duda, una voz desde el Sur profundo de la mesa nos instruyo inteligentemente “De donde venimos” con el apoyo de su vecina del Este, quien nos advirtió que si no profundizamos en el tema, la idea de que la practica del sexo es meramente un deber de la especie para permanecer, siempre es posible. Ella lo sabe por boca de su cría “con pelo bueno”. Cerquita mío, canalizando las ideas entre ambos lados de la mesa, mi vecina introdujo los beneficios físicos del sexo y las posibles rutinas de ejercicios con bolas, ella siempre tan “Fit”.

Los Excesos complican la cosa. En mi país hay un dicho …”Vamos a poner orden en la pea*(dícese en buen venezolano de una borrachera lastimosa) ”… Cuando ya todos en una reunión están “peos”, con pocas posibilidades de buena conducta, siempre hay alguien (gracias a Dios) quien llama al orden: a bajar la voz, la música, a recoger los vasos, sanos y rotos, a limpiar el piso, acomodar a los inconscientes en una esquina, sirve agua y hasta hace café. Bueno, pues el grito de guerra de este último soldado/soldada en pie es “Pongamos orden a la Pea”… a mí con un día de reflexión de por medio, se me ocurre pensar que lo que hace la James con su “Fifty Shades of Grey” es poner orden en la pea. En la de ella, en la de otros y otras y en la de quienes hemos aprendido a llevarla con elegancia, por que Yo me cuento entre las que si en algo abstemia, JAMAS al vino o al sexo.

Devore el primer libro de la trilogía, y a mitad de la historia ya sucumbía, que no su(b)misa, a los pies de Christian Grey, Porque?, no sentí culpa (ya apareció mi Mama!), pero si asombro. Será que todas llevamos por dentro una “Mujercita” en busca del “Macho Azul” , que nos domine, que nos dome? Como si fuéramos yeguas, pura sangre en el mejor de los casos? Me niego!….Sí, las habilidades sexuales de Christian Grey son intoxicantes, aun mal escritas, emborrachan (por ellas el libro se vendió como el alcohol), pero lo que nos hace doblar las rodillas es el orden en la borrachera. El fin ultimo de Christian es intoxicarte de placer, pero aborrece las drogas; no conoce limites en el camino hacia el éxtasis, pero respeta el NO ajeno, usa a plenitud el cuerpo propio y ajeno, pero lo cuida, lo alimenta y lo arrulla en sueños reparadores, es monógamo, inteligente, filántropo, toca clásicos al piano y es millonario. Christian Grey es Tan perfecto que ni una sola vez y al borde del abismo, olvidó ponerse un condón! Hurra por Christian…que vendan el libro en los colegios.

Quizás este es el héroe que nuestros jóvenes necesitan para elevarse ante el perreo, y las fiestas de arcoíris. (las que se fueron temprano que investiguen).

Fuck Superman llego Fifty Shades!… Ahora me preocupa que los adolescentes, aburridos, dejen el libro a medio leer, en que andarán?

Leave a Reply