Dos historias del mismo tema…Cuanto vale ser mujer?

imagesSS2VOQN7

PRIMERA HISTORIA

Saquemos cuentas! 

No recuerdo quien, no recuerdo porque pero la frase la recuerdo perfectamente.

En un almuerzo de mujeres, (todas hemos ido a uno,  y si no exclusivo, en masdeUNA ocasión nos hemos separado del grupo familiar mixto en un grupo solo de mujeres), bueno la historia es que, la amiga de una amiga contaba que cuando el esposo le saco en cara que era EL quien aportaba el dinero del hogar, a ella le salió contestarle, sin pensar ni premeditar, que ella había aportado el vientre en 3 ocasiones, que le debía el alquiler, y que Ricky Martin pagaba 250,000 $ por vientre de alquiler!.

Muchas se sonrojaron, la tildaron de loca, y con razón pues es una características de los locos re-interpretar la realidad y decir la verdad. Yo, desde ese día la tengo como referencia y quiero pensar que esa voz, que según ella no sabe de donde salió, es la voz velada de nuestras antepasadas, de todas nosotras cuerdas,  y mejor aun, NO será la de generaciones venideras.

Ahora mi pregunta es: –  “Si mañana no estamos acá, quien hace nuestro trabajo? Y si alguien, que valor tiene?”.

SEGUNDA HISTORIA

Amante, Compañera, Chef, Consejera, Madre = ESPOSA

Un día cualquiera, de alguna semana, sentada en una playa maravillosa, mi amiga y yo hablábamos del matrimonio, del compromiso que representa para la mujer (para nosotras dos, por lo menos), y del inmenso esfuerzo que significa. Entre copas de champaña y remojos en agua salada quizás justificábamos la oportunidad de estar en el paraíso en ese momento. Concluimos, “Porque yo lo merezco”… no es famosa la frase?. Lo cierto es que una cosa lleva a la otra, y el tema nos llevo a la siguiente relación…

AMA DE CASA = TRABAJO MAL PAGO/ O NUNCA PAGO

Mi amiga es abogado (especialista en divorcios), y me dió una disertación sobre los derechos (digo los contenidos y amparados por la ley, no los del tinte de cabello) de las mujeres esposas en el código de divorcio de Puerto Rico. Resulta que todo eso que hacemos en el día a día,  llevar y traer muchachos, cocinar, recibir al plomero…tiene un valor reconocido que se puede cuantificar dentro del contrato de divorcio!. Yo no sabia. Me sorprendió y me tranquilizo como mujer, aunque no influyó en mi matrimonio actual, pues no pienso ni quiero divorciarme esta vez, mas bien toda mi disposición en ese tema la vuelco en aportar para que sea cada vez mas solido, (acabo de recordar a  una amiga divorciada también  vuelta a casar que, cada vez que se pelea con su actual esposo, dice: “no voy a cagarla dos veces” ). Solo pregunto:

“Tu sabias que quizás en tu país, ser ama de casa también tiene un valor cuantificable, por ley?”

 

 

 

Leave a Reply